Top 6 lugares más hermosos para volar en parapente (en América Latina)

23 | 08 | 2019
Top 6 lugares más hermosos para volar en parapente (en América Latina)

Probablemente no haya mayor sensación de libertad que la que se obtiene al volar. Siendo esto por supuesto un deseo de la humanidad albergado desde que pudimos observar el cielo y envidiar a las aves que tan grácilmente lo surcan. Y si bien, el ser humano solo puede volar ayudado de diversas tecnologías, ninguna es tan atractiva y gratificante como el vuelo en parapente, especialmente si te gusta la aventura y experimentar nuevas sensaciones.

¿Pero de qué se trata? El parapente (del francés parapente, acrónimo de parachute, paracaídas, y pente, pendiente) es un deporte que nació a fines del siglo pasado, surgido de cierta forma a partir del paracaidismo, cuando a ciertos montañistas se les ocurrió la idea de bajar de las cimas que habían conquistado usando paracaídas.

Hay bastantes lugares desde donde se puede practicar este bello deporte, y en todos ellos se puede ir junto a un instructor por lo que no se requieren conocimientos o experiencias previas. Claro, no todos los lugares son iguales, te recomendamos una pequeña selección con seis de los mejores y más hermosos sitios en donde se puede surcar los cielos en un ala de parapente en el bello continente de América Latina.

1- La Cumbre, Argentina. Si alguna vez están de visita por Córdoba en Argentina realmente deberían considerar dirigirse a La Cumbre para una increíble experiencia de parapente. A una altura de 1141 m.s.n.m. nos encontramos con una pequeña localidad con un “aire” muy elegante y distinguido, al contar con muchas casonas de estilo inglés. Además de contar con una amplia oferta gastronómica, hotelera y de diversas actividades al aire libre.

    Si se quiere aventurarse en la experiencia de vuelo se debe uno dirigir a Cuchi Corral, en la base de La Cumbre, y desde allí, junto a un instructor es posible remontar vuelo y disfrutar de tan bello paisaje natural y cultural.

    2- La Paz, Bolivia. Siendo la capital económica, política y cultural de Bolivia, La Paz ya se encuentra a una impresionante altura de mas de 3.600 m.s.n.m. por lo que una vez se toma la decisión de volar en parapente es posible alcanzar inigualables altitudes con las que se puede apreciar el bello paisaje andino y urbano del lugar. El deporte ya lleva practicándose durante muchos años en la región y pueden encontrarse múltiples agencias turísticas que ofrecen el servicio, la mayoría contando con pilotos con muchos años de experiencia. A todo esto se le suma su relativo bajo costo hacen de este lugar uno muy recomendado para todo aquel que busque la aventura, la cultura o simplemente pasarlo bien.

    3- Iquique, Chile. Situado en el extremo norte de Chile, muy cercano a la frontera con Perú encontramos el balneario de Iquique, ciudad muy conocida y tenida en cuenta para los aficionados al vuelo, y esto es porque entre el tramo de Iquique con Alto Hospicio los amantes del parapente tienen una especie de “Tierra Prometida”; esto se debe a una muy escarpada costa, grandes y hermosas dunas y las corrientes de aire necesarias para sobrevolar, los cuales además son bastante consistentes durante todo el año, de hecho, el clima es tan estable y consistente que casi puede practicarse el parapente en cualquier fecha. Y a todo lo anterior habría que sumarle la opción de aterrizar en alguna de las playas de la ciudad.

    4- Cañón de Chicamocha, Colombia. Situado entre Sal Gil y la ciudad de Bucaramanga, se trata de un accidente geográfico en Colombia, provocado por la constante erosión del río del mismo nombre. En su punto más profundo el Cañón de Chicamocha presenta unos 2.000 metros desde el fondo hasta la cima, lo cual lo convierte en el segundo cañón más profundo de este tipo en el planeta. Todo el bello paisaje natural lo convierten en un sitio perfecto para todo tipo de deportes al aire libre como son el trekking, la escalada, ciclismo de montaña y por supuesto el vuelo en parapente, dado su inusual combinación de relativa poca lluvia y muy presentes corrientes térmicas.

    Te aseguramos que no hay nada como correr hasta el borde de este cañón y luego dejarse elevar por las corrientes térmicas presentes, volando y admirando este impresionante paisaje natural donde se puede apreciar el cause del río hasta varios kilómetros, los bosques y las granjas locales. Además, gracias a las ya mencionadas corrientes térmicas este es uno de los pocos lugares en el mundo en donde se suele aterrizar en el mismo lugar desde donde se partió, gracias a que suele ser relativamente fácil ir recuperando y ganando altitud a medida que se vuela. ¡Una aventura imperdible!

    5- Medellín, Colombia. La ciudad de Medellín se encuentra a unos 1.500 m.s.n.m. y está rodeada por las montañas de la Cordillera de los Andes, debido a esto es un sitio ideal para practicar el vuelo en parapente. Si bien hace años la ciudad tenía una muy mala fama producto del crimen, llegando incluso a ser llamada como “la capital mundial del asesinato” hoy en día es un importante centro comercial y turístico, con una muy amplia oferta gastronómica, hotelera y por supuesto, de turismo aventura y deportes al aire libre.

    Los vuelos inician en el pueblo de San Félix, ubicado en una mayor altura y al cual se llega ya sea mediante un taxi o bien un bus. Ya desde esa ubicación es posible admirar el bello paisaje urbano y natural del lugar.

    6- Lima, Perú. Siendo la capital cultural, económica y política del país Lima cuenta con una muy amplia y variada oferta turística, pasando desde su muy atractiva oferta gastronómica, hotelera, cultural y por supuesto, de deportes y actividades al aire libre. Y es que su posición como ciudad costera la favorecen con excelentes condiciones para realizar vuelos en parapente.

    La brisa marina proviene del océano pacífico y chocan contra la ladera de Lima, lo cual ofrece las condiciones ideales para ganar y mantener altura, lo cual permite hacer un recorrido por el acantilado de Miraflores. Los vuelos usualmente parten del Parque del Amor en Miraflores, lugar que cuenta con un parapuerto.