5 beneficios de las aguas termales

20 | 12 | 2019
5 beneficios de las aguas termales

Hoy en el blog de la Cooperativa de Turismo ALTUS conoceremos los múltiples beneficios para la salud y el bienestar en general encontramos en las aguas termales que encontramos en el altiplano del norte de Chile.

Existen múltiples beneficios que un baño en aguas termales ofrece, ya que no se trata solamente de disfrutar de momentos de relajo y meditación, nuestro cuerpo y su salud en general se benefician enormemente de este tipo de baños. Tomemos en cuenta que el agua termal proviene desde dentro de la tierra, es por esta razón su elevada temperatura y la rica presencia de minerales. Se usan además desde la época de los griegos, quienes disfrutaban mucho de baños y aguas termales. En un nivel oficial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce desde 1986 el uso de aguas termales como una forma de terapia médica.

En cuanto a su formación y presencia en el territorio, la mayoría de las veces se las encuentra en grietas o fallas subterráneas, lugar donde se calientan y suben a la superficie formando vapor. Por norma general se encuentran en zonas termales cerca de sectores volcánicos o con actividad volcánica subterránea, veamos pues sus principales beneficios a la salud:

La piel.


Existe un buen número de enfermedades dermatológicas que se calman o bien ven sus síntomas reducidos con el contacto con agua termal. Este tipo de baños es muy beneficioso para problemas como la psoriasis, la dermatitis y el eczema. Citando a Francisca Errázuriz, médico de la Universidad Católica; “Esto sucede porque el agua termal contiene bacterias no patogénicas, que no producen enfermedades. Al entrar en contacto con enfermedades inflamatorias se aumenta el número de bacterias no patogénicas, este balance hace que mejoren las enfermedades crónicas de la piel”.

El metabolismo.

Al bañarse en aguas termales se mejora considerablemente la alimentación de los tejidos del cuerpo, incrementando por consiguiente el metabolismo. De igual forma, la temperatura del agua estimula el intestino, lo cual favorece la digestión y ayuda a eliminar gérmenes.

Las articulaciones.

Muchos problemas articulares y dolores musculares se benefician enormemente de los baños con aguas termales. El calor del agua disminuye la rigidez y mejora bastante la movilidad. “Las aguas termales tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Son útiles en enfermedades reumatológicas y autoinmunes” comenta la doctora Francisca Errázuriz.

La oxigenación.

El organismo se oxigena enormemente al sumergirse en estas aguas a elevadas temperaturas. Igualmente, se produce un aumento de la circulación de la sangre y la producción de endorfinas. Por sus múltiples beneficios físicos y psicológicos los tratamientos que involucran baños en aguas termales son muy recomendados para la gente en post operatorios de cirugías.

Efectos relajantes.

Las aguas termales ricas en magnesio tienen efectos sedantes, ideales para inducir el sueño, por lo que resultan muy útiles en personas que padecen insomnio o trastornos del sueño. Las aguas termales ricas en litio se usan para tratar trastornos depresivos y desequilibrios del ánimo.

En el altiplano del norte de Chile se puede disfrutar de múltiples lugares con aguas termales, se las encuentra en el Oasis de Pica, así como en la ruta del Parque Nacional Volcán Isluga, y en Chusmiza, todos estos lugares los encuentras a sólo algunas horas desde Iquique. ¿Te animas a probar las variadas propiedades de estas aguas?